Vivienda particular, barrio de Vallehermoso, Madrid

La reforma de este piso consistió en modernizar una configuración obsoleta, abriendo el espacio del salón hasta dejarlo casi diáfano, con una cocina americana y el detalle de la “torre-chimenea” en el centro. Elección de colores claros para los revestimientos y el mobiliario, así como luminarias de cristal para ampliar la sensación de espacio y aumentar la  luminosidad.